Si la razón fundamental de un SPA (acrónimo de Salutis Per Aqua, salud a través del agua) consiste en aprovechar los efectos beneficiosos del agua para mejorar la calidad de vida mediante la relajación y el descanso, imagine la enorme acción terapéutica y antiestrés que asegura el uso de nuestras aguas termales mineromedicinales enriquecidas con propiedades físicas y químicas únicas.
 
         
  Termales Santa Mónica le ofrece un área de SPA completamente equipada, con todos los servicios y cuidadosos detalles de construcción. Lo invitamos a descubrir los beneficios terapéuticos de nuestros jacuzzi de agua termal, relajarse con el calor seco del sauna y el calor húmedo del baño turco o disfrutar un estupendo masaje relax que, complementado con el encuentro con la naturaleza, invitan a disfrutar de Termales Santa Mónica todo el año.  
         
       
         
  El 14 de junio de 2009 estrenamos dos nuevos baños turcos con capacidad para 40 personas cada uno, los cuales vienen a complementar el área húmeda existente con capacidad para 30 personas.  
         
  Nuestros tres baños turcos se sirven del calor húmedo suministrado por la evaporización de las aguas termales. El vapor genera en la sala una humedad relativa del 99% que produce la clásica "niebla” y temperaturas de 20 a 25 grados en el suelo, cercanas a los 40 grados a 1.50 mts. de altura y 50 grados al nivel de la cabeza. Este ambiente saturado logra que el vapor de agua haga la función de dispersión de calor en la piel, favoreciendo la propiedad que en el baño turco se sude menos que en el sauna.  
           
    El baño turco tiene indiscutibles beneficios higiénicos y terapéuticos. Su uso acelera las funciones metabólicas, produce un efecto expectorante al humidificar las vías aéreas, aumenta la capacidad de intercambio de oxígeno del sistema cardiorespiratorio, alivia los síntomas menstruales y relaja el sistema nervioso. La práctica alternante de baños calientes en el turco y baños de agua fría facilitan la limpieza de la piel  y retardan el proceso de envejecimiento gracias a la eliminación de toxinas e impurezas, con directos beneficios sobre la salud y la belleza.  
           
    Baño turco   Recomendaciones de uso

Por efecto del aumento del ritmo cardiaco, el baño turco se desaconseja para ancianos, embarazadas y personas con trastornos de presión o problemas de vasodilatación; también debe evitarlo las personas que padecen una enfermedad bronquial severa y epilepsia.

Si toma el baño después de practicar algún deporte descanse entre 15 y 30 minutos. No entre en la cabina con hambre ni con el estómago lleno, deje que transcurra como mínimo una hora después de la comida.

 
           
   
Antes de entrar es recomendable hidratarse con alguna bebida y tomar una ducha con agua templada. Comience la sesión en los asientos más bajos para que su organismo se vaya adaptando al calor y no extienda la sesión por más de 15 minutos. Al terminar levántese de forma pausada para evitar la sensación de vértigo y, luego de unos pocos minutos, dúchese con agua fría para conseguir una adecuada vasoconstricción. Finalmente, no olvide tomar agua o cualquier bebida isotónica. El complemento con sesiones de masaje favorece aún más la sensación de relax.
 
         
         
           
    El sauna se caracteriza por un calor seco que oscila entre 80ºC y 100ºC, mayor que en el de un baño turco, pero con una humedad relativa muy baja, no mayor al 15%, que no permite ningún tipo de quemaduras en la piel. Básicamente, las fuentes de calor son resistencias eléctricas y lámparas de luz. Los baños de sauna se toman en cuartos herméticos de madera que favorecen una abundante sudoración como mecanismo corporal de refrigeración y son exquisitamente aromatizados con eucalipto, limonaria y piña.  
           
    El sauna aporta múltiples beneficios a la buena salud. La alta temperatura (y su resultante sudoración) elimina toxinas acumuladas, alivia las dolencias articulares y musculares, mejora las funciones pulmonares y la respiración en general, facilita la producción de linfocitos T encargados de combatir infecciones y ejercita el sistema cardiovascular, entre otros beneficios.  
           
    Sauna con aguas termales   Termales Santa Mónica cuenta con tres salas de sauna seco para que usted tenga la opción perfecta de disfrutar de placenteras sesiones de relax. Así, a la sala de sauna mixta ubicada en el segundo piso se agregan, en la planta baja, dos salas extras separadas en damas y caballeros.

Recomendaciones de uso

Las mismas que para el baño turco.

 
           
         
           
    La zona de jacuzzi la componen un conjunto de tres bañeras exteriores, dos octogonales y una más rectangular, ubicadas en el entrepiso, rodeadas del verdor del complejo  y con vista a la cordillera. Los jacuzzi, que aprovechan las propiedades mineromedicinales de nuestras aguas termales, cuentan con bancos a distintos niveles y escalón de ingreso para mayor comodidad. Todas estas circunstancias permiten a nuestros visitantes pasar un momento de completo relax disfrutando un espléndido baño de burbujas mientras observa la incomparable panorámica de las montañas.  
           
    Jacuzzi   La presión de los chorros de agua proporciona un masaje constante y parejo que estimula la circulación arterial, relaja los músculos, abre los poros favoreciendo la eliminación de toxinas, alivia los dolores óseos y musculares, reactiva la circulación de la sangre y acentúa la dilatación periférica beneficiando así la actividad cardíaca y estimulando el aparato neurovegetativo en general.

Recomendaciones de uso

Para tomar un baño en el jacuzzi con el máximo provecho conviene mantener el cuerpo completamente relajado y enteramente sumergido en el agua tanto como se pueda.

 
         
           
    En Termales Santa Mónica existe ahora un lugar pensado y proyectado para descansar y soñar alejado del ruido y el trajín ciudadano, un sitio único para disfrutar de momentos inolvidables rodeados de una belleza natural indescriptible que despiertan armonía y equilibrio en el alma: el SPA Fuente de Piedra.  
           
    Spa Fuente de Piedra - Termales Santa Mónica, Choachí.  

La tranquilidad del lugar, el buen gusto en cada uno de sus detalles y la calidez de los encargados hacen de este lugar una inigualable alternativa para disfrutar en la visita a nuestras instalaciones.

Conozca más de este increíble sitio aquí.

 
           
         
       
Horario diurno (8:00 am - 6:00 pm)

Categoría/Día Lunes Martes a sábado Domingos y festivos
Niños* $16.000 $16.000 $20.000
Adultos $20.000 $23.000 $30.000
 
           
       
Horario nocturno (6:00 pm - 12:00 pm)

Categoría/Día Viernes en piscina cafetería
Sábados
en el Spa
Niños* $13.000 $16.000
Adultos $15.000 $23.000
 
           
        El precio incluye entrada a las piscinas públicas, baño turco, sauna y jacuzzi según la programación de servicios.

*Niños con edades entre 2 y 10 años.
 
           
         
           
   
El valor de ingreso a las instalaciones y el consumo que haga dentro de ellas (incluyendo masajes) puede pagarlo con cualquiera de los tres medios que hemos dispuesto:
 
           
      1.Efectivo
2.Tarjeta de crédito American Express, Mastercard,
--Diners, Visa (montos mínimos de $50.000*)
3.Tarjeta débito



*Restricción en monto mínimo no aplica
a huéspedes del hotel

 
           
           
      Ingreso a las instalaciones del complejo:

- Lunes a sábado 8:00 am a 6:00 pm.
- Domingos y días festivos de 8:00 am a 6:00 pm.


Servicio de sauna zona pública:

* Sauna zona cafetería
- Lunes -----------...------10:00 am a 12:00 m
-----------------------.-----2:00 pm a 4:00 pm.
- Domingos y festivos ---8:00 am a 5:00 pm.

* Sauna zona SPA
- Martes a sábado --------10:00 am a 12:00 m
------------------------.-----2:00 pm a-4:00 pm.
- Domingos y festivos ----9:00 am a 4:00 pm.

Servicio de baño turco zona pública:

* Baño turco natural zona SPA
- Martes a domingo -------8:00 am a 6:00 pm.

* Baño turco zona salón de conferencias
- Domingos y festivos -.---8:00 am a 5:00 pm.